miércoles, 20 de enero de 2010

CIENCIA Y TECNOLOGÍA DESDE LA PERSPECTIVA AXIOLÓGICA

“¿Qué es la ciencia sin virtud? Sol sin luz, flor sin esencia” (D.R.A.)


Por:  PLINIO ANTONIO GUTIÉRREZ GAVIRIA

Ponencia presentada al CONGRESO POR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD
Agosto 2, 3, 4 y 5 de 2005
Barranquilla – Colombia

La concepción de ciencia y tecnología en el mundo actual, es notoriamente diferente a la que se tenía hace apenas unas décadas. Hoy la ciencia ha salido de su “caja de cristal” y está a la vuelta de la esquina, en la calle, en nuestra cotidianidad y –por fin en nuestros lares-, el espíritu científico trata de penetrar los muros de la ESCUELA  rompiendo con una “enseñanza” vertical – memorística y allí, donde el “maestro” era un tirano surge, cada vez con más vigor, el orientador que motiva, impulsa e interactúa con las mentes jóvenes de todas las edades. Pero este avance portentoso del conocimiento, cuando los investigadores han corrido, de manera insospechada en los tiempos pretéritos, las fronteras de la ciencia, parece contrastar con el creciente deterioro del entorno, en este aún hermoso planeta azul en el cual vivimos. El impacto ambiental que sobre los humanos y su hábitat tiene el manejo inadecuado de las aplicaciones tecnológicas del conocimiento científico, ha suscitado creciente preocupación a nivel mundial, la cual se expresa en una legislación para controlar dicho impacto y no sucumbir, paradójicamente, víctimas del progreso. Sin embargo, en países como el nuestro, si bien esta preocupación existe y con la creación de entidades estatales como el Ministerio del Medio Ambiente y las Corporaciones Ambientales Regionales, se han dado los primeros pasos para estructurar una legislación adecuada; hace falta incrementar la sensibilización de quienes ejercen algún tipo de liderazgo y tienen poder decisorio en la comunidad. Esto implica que quienes se dedican a descubrir -y a "enseñar a descubrir"- los secretos de la naturaleza, tengan grandes responsabilidades, ya que la autoridad y prestigio que les da el conocimiento científico los debería obligar a cultivar, paralelamente con sus disciplinas particulares, ciertos valores, que aunque inherentes a los seres humanos más evolucionados, parecen estar relegados al cuarto de San Alejo -esa especie de desván, en donde en las grandes  mansiones se guardan los muebles viejos- olvidando que sin ellos “su ciencia” sería si no perjudicial, por lo menos estéril. Vemos, como las aplicaciones tecnológicas en los países desarrollados han proporcionado un confort aparente, pero a costa de lo más importante para el hombre: su paz interior. Podría pensarse, desde esta óptica, que la ciencia no ha contribuido de manera apreciable a la tan anhelada felicidad, afanosamente buscada por todos los humanos. Pero no: los verdaderos científicos, en el mundo de hoy, como en el pasado, son conscientes de que el fin último de todo conocimiento es el servicio a la humanidad entera, y para ello deben cultivar los valores fundamentales de: humildad, honestidad, honradez, justicia y sobre todo, amor a la vida en todas sus manifestaciones y servicio desinteresado a la humanidad, comenzando por nuestros congéneres más cercanos, pues, como decía Louis Pasteur: "Si bien la ciencia no tiene patria, ya que es patrimonio de la humanidad entera, el hombre de ciencia si la tiene y es a su región y a su país a quien se debe, para que sus trabajos repercutan en el mundo".

Es aquí donde juega un papel preponderante la ÉTICA, como ciencia rectora de los juicios morales y principios axiológicos que permiten al ser educarse para la vida, que es lo mismo que educarse para la libertad, recordando que no estamos solos en el universo y que únicamente el cumplimiento adecuado de las sencillas leyes naturales que la humanidad en masa parece haber olvidado hará posible un desarrollo humano sostenible. A! término valor le han dado  múltiples significados y a veces se confunde con precio, olvidando que hay cosas que tienen precio pero carecen de valor. Aquí lo utilizamos en  su sentido filosófico o axiológico, como fundamento moral de las concepciones del mundo y de la vida; y desde esta perspectiva, los  valores están fuera del  tiempo y del espacio, tienen polaridad en   cuanto pueden ser positivos o negativos, y jerarquía en cuanto son superiores o inferiores . Repensar los valores, como fundamento de   la acción humana, implica; concebir el mundo en que vivimos, y a los hombres que lo habitan con su multiplicidad etno-biológica, en   continua evolución. Cada hombre tiene su propio paradigma, así como los valores que lo sustentan para vislumbrar el futuro y actuar en consecuencia. Los valores no dependen de preferencias individuales y mantienen su forma de realidad más allá de toda apariencia, siendo autónomos respecto a toda estimación subjetiva y presentan siempre una relación de polaridad. Son consustanciales a los seres humanos, pero no por ello están fundados en el agrado o desagrado, en el deseo o repugnancia, en la atracción o repulsión, actitudes éstas ligadas al valor, pero que no pueden constituir su esencia misma. Este es el mérito de Lotze y Bretano , considerados padres de la Axiología, quienes a finales del siglo XIX propusieron abandonar las especulaciones para examinar en forma detenida cada concepto.

Celebramos, complacidos, el lugar prominente que la Ley General de la Educación le brinda a la Ética, como cátedra y a la Axiología como subregión temática, en todas las instituciones de educación, no sin antes augurar que todos quienes tienen la responsabilidad de orientar la formación en Ciencia y Tecnología, comprenderán la importancia de pasar de la teoría, a la praxis de los valores superiores; pues el científico debe ser ante todo un humanista auténtico  comprometido –por su lugar de privilegio- en señalar, cual “faro luminoso”, el derrotero a las masas, ¡para que viva la vida!

Queremos felicitar a los Gestores de este CONGRESO POR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD en la región Caribe, por la oportunidad que nos brinda -a quienes estamos comprometidos con la formación, en Ciencia y Tecnología, de las nuevas generaciones-, para compartir nuestras experiencias y poder reflexionar sobre nuestro liderazgo y nuestra responsabilidad ya que, en cada época la humanidad recoge lo que siembra en las mentes y en los corazones de sus niños y jóvenes.


Fuente: http://www.porunaeducaciondecalidad.org/Congreso/Memorias/Primer%20Congreso/Calidad/Plinio/Plinio%20Gutierrez.doc

1 comentario:

  1. Te quieres Divertir? No esperes más ingresa aquí http://elcasinocaribe.com/get/a/2036399 Te ofrecemos más de 140 juegos Máquinas Tragamonedas, Bingo, Juegos de Mesas como; Póker, Black Jack, Ruleta, Dados, Baccarat. Entra Yá y Reclama tu BONO GRATIS DE BIENVENIDA de Bs 500 llama ya al 08001009212

    ResponderEliminar